Seguros de alquiler inmobiliario

Seguros de alquiler


La mejor manera de garantizar la calidad del inquilino y protegerse de posibles siniestros en la propiedad, es la contratación de un seguro de protección de alquileres. Por un precio entorno al 6% del alquiler anual, conseguimos cobertura para:

  • Impago de alquileres
  • Orientación jurídica
  • Reclamación de daños y perjuicios
  • Actos vandálicos del inquilino
  • Defensa jurídica de arrendamientos
  • Asistencia en el hogar

Por otra parte, la contratación del seguro de protección de alquileres, conlleva un análisis más exhaustivo del potencial inquilino a efectos de justificar la capacidad de pago del arrendatario.